lunes, 7 de mayo de 2007

El oro y el moro

En las últimas semanas, porque parece que la hora de ponerse a imprimir textos largos se acerca, he estado haciendo algunas pesquisas para ver si compramos algunos tipos de segunda mano a un precio razonable. La verdad es que ya tenemos bastantes cajas (calculo que más de cuarenta) pero no todas están en buen estado.
Parece que todo el mundo quiere deshacerse de la tipografía. Las imprentas ya no la utilizan, no ya porque el offset sea mucho más cómodo y rápido, sino porque ahora con la impresión digital ya sale hasta más barato, ¡y se pueden hacer pequeñas tiradas!
El caso es que mis pesquisas no están fructificando. En principio, todo el mundo quiere deshacerse de los chibaletes, ocupan mucho espacio y ya no los usan, pero en cuanto muestras un mínimo interés... ya nadie quiere deshacerse del material, quieren venderlo bien. Lo que eran trastos se convierten de repente en tesoros.
Así que como nuestra economía no nos permite hoy por hoy grandes dispendios (nosotros pensábamos en hacer una pequeña inversión), pues nos quedamos con nuestras cuarenta y los impresores que llamen al chatarrero.

1 comentario:

jardum dijo...

A mi me pasó lo mismo con un chivalete. Estaba en muy mal estado, me dijeron que lo iban a tirar y cuando me interesé por él parecía que era un objeto de anticuario y como no estoy para regalar el dinero a nadie, me quedé sin chivalete, pero bueno seguro que encontraré alguno.

Un abrazo.