lunes, 23 de abril de 2007

Vuelvo a las andadas


Después de más de un año sin dar señales de vida, vuelvo a las andadas. Estos meses no han pasado en blanco: engordé ocho kilos, nació M., perdí los ocho kilos y ahora el churumbel ya pesa más de ocho kilos él solito.

Ya hace unas semanas que volví a la rutina impresora. Los jueves por la tarde, como antes de los ocho kilos, sigo yendo al taller de A. Todavía me queda mucho por aprender.
La semana pasada estuve limpiando algunos de nuestros grabados. Como eran viejos y algunos tienen mucho detalle decidí limpiarlos con alcohol de quemar; les eché un chorrito por encima y luego lo prendí. El fuego se supone que consume los restos de tinta seca que pueda haber incrustados. ¡Y vaya si estaban sucios! Con la limpieza ya pude observar que algunos grabados estaban dañados. Para tener constancia de la colección y comprobar los daños, los monté en un molde y los imprimí.
Y ya que estaba hice unas tarjetitas.

1 comentario:

jardum499@hotmail.com dijo...

¡Bienvenida! Pensé que ya te habías aburrido de las artes gráficas, pero me alegra ver que no es así. Te seguiré leyendo con frecuencia. Un abrazo.