jueves, 7 de abril de 2005

Libros y más libros

La semana pasada acabé de leer El curioso incidente del perro a medianoche (Mark Haddon, Salamandra). Desde que ví el libro reseñado en los culturales que me apeteció. Haddon ya había escrito antes quince libros para niños pero ahora se atrevía con una novelita para adultos (aunque tenga a un niño como protagonista).
La novelita se lee en dos ratos y no decepciona. Ahora, ya sabemos que no pasará a formar parte del canon literario de... (¿cómo se llama este señor inglés que ya va por su segundo libro de "grandes figuras de la literatura"?). El que se acuerde que informe.
Ahora, y una vez introducida en la literatura infantil, estoy utilizando mi tiempo en convertirme en una potterfílica más (si suena a enfermedad, es lo que pretendía). Sí, estoy leyendo Harry Potter y la piedra filosofal -he empezado por el principio- y M., que ya está enganchada, me ha prestado Harry Potter and the prisoner of Azkaban -así, en inglés de Holanda-, que no sé qué entrega es. El que lo sepa, que informe también.
Me reservaré, de momento, los comentarios sobre "tan magna obra". Sólo voy por la página 53 y Harry ni siquiera sabe que es brujo. Esta lectura, por si no lo teníais claro, tiene por objeto llegar a ser tan rica como la Rowling.

Más libros. R. me ha regalado The Mischievous Art of Jim Flora (Irwin Chusid, Fantagraphics Books). ¡Menudo regalo! Jim Flora diseñó portadas de elepés en los cuarenta y cincuenta para Columbia y RCA Victor. Además, Flora escribió e ilustró varios cuentos para niños que no me importaría alojar en mis estanterías. Los diseños de Flora son contemporáneos a los de Steinweiss o David Stone-Martin. Por aquellas fechas, incluso Warhol ilustró alguna que otra portada. Los discos que dejaban más libertad al diseñador eran los de jazz, aunque Flora también diseñó portadas para valses de Richard Strauss (una cosa rara) y para cuartetos de cuerda de Haydn (un diseño más acertado).
En 1999, en la para muchos gloriosa era Bonet, el IVAM programó la exposición Jazz gráfico: Diseño y fotografía en el disco de jazz 1940-1968. Allí descubrí al mischievous Flora. El catálogo de esta exposición -que sí se aloja en mis estanterías- parece que inspiró al señor Chusid para dedicarle un libro monográfico al arte loco de Flora. El libro de Chusid es recomendable, aunque debo advertir que tiene poco texto y mucha imagen: se trata, más bien, de un catálogo.
Mucha de la información que Chusid ofrece ya se encuentra en el mágnífico catálogo del IVAM (como la entrevista de Angelynn Grant a Flora). Así que, si no lo teneis, mejor adquirís primero el producto nacional.

Libros ilustrados. He visto unos dibujos que Jorge Carla ha hecho para ilustrar un cuento infantil. Me han gustado mucho e inmediatamente me han recordado a Nikolaus Heidelbach. Este señor está ahora muy de moda porque ha ilustrado una edición de los cuentos de Andersen conmemorativa del segundo centenario del nacimiento del autor sueco, así que igual habéis tenido la oportunidad de ver sus ilustraciones de niños para adultos. En 1999 compré su libro ¿Qué hacen las niñas? y en estos días he vuelto a hojearlo con placer. Supongo que es hora de ampliar mi biblioteca Heidelbach.

1 comentario:

Lola dijo...

El nombre del crítico es Harold Bloom (según me informa R.) y con algunas pesquisas posteriores descubro que no es inglés sino americano; aunque el libro al que hago referencia y el que dio fama a este profesor de Yale es The Western Canon (El canon occidental). Más tarde publicó Relatos y poemas para niños extremadamente inteligentes de todas las edades, su canon "infantil".